5 (100%) 1 voto

Según algunas publicaciones de internet, “Las mujeres con mal carácter son más inteligentes”. Se determina, que las personas malhumoradas, tienden a tomar mejores decisiones debido a que son menos crédulas y tienen una percepción de la realidad más consciente al pensar con la “cabeza fría”. Así mismo, se determina, que las personas que consideramos más alegres, tienden a aceptar retos sin “pensarlo dos veces” debido a una mayor seguridad en sí mismos.

¿De dónde procede esta información?

La noticia surge del estudio  http://www.salud180.com/salud-dia-dia/mujeres-con-mal-caracter-son-mas-inteligentes . Es una revisión bibliográfica de varios estudios, en la que se determina que existen beneficios en pensar negativamente tales como mejorar la memoria, reducir errores en los juicios, mejorar la motivación… dando como resultado unas estrategias interpersonales más adecuadas y un pensamiento estratégico más focalizado.

¿Qué tipo de investigación se hizo en el estudio original?

En esta revisión bibliográfica, se incluyeron publicaciones de otros estudios en los que se había inducido un estado anímico positivo o negativo mediante películas y música para posteriormente evaluar cómo afectaba a las siguientes variables:

  1. Beneficios en la memoria
  2. Beneficios en el juicio
  3. Beneficios en la motivación
  4. Beneficios en las relaciones interpersonales

¿Cuáles fueron los resultados?

Los resultados de la revisión determinaron que el “mal carácter” ejercía una influencia positiva en la memoria, ya que se reduce la tendencia a incorporar información falsa y agudiza la precisión de memorización de los detalles.

El “mal carácter” tendría también un efecto positivo sobre la emisión de juicios de valor.

Aduce que las personas malhumoradas son más escépticas y esto les permite emitir juicios más reales. Así mismo, en el estudio se determina que personas con “mal carácter” tienen una perspectiva menos engañosa de la realidad por lo tanto sus aspiraciones son siempre más reales. También se determina que este tipo de personas tienden a tener unas relaciones interpersonales más cuidadas.

¿Cómo interpretaron los resultados los investigadores?

Los investigadores del estudio concluyen que no es bueno estar en un estado continuo de “mal humor” pero sí en ciertos momentos. Este estado hace que prestemos más atención a nuestro entorno, analicemos mejor y seamos unos precisos observadores.

¿A qué interpretaciones se puede llegar con el titular?

El titular da lugar a pensar que las mujeres con mal carácter son más inteligentes que las mujeres con un carácter más sosegado. Éste es un pensamiento erróneo ya que no existen datos que relacionen directamente la inteligencia con el temperamento de una persona.

Conclusiones

En el estudio se determina, que todas aquellas personas que sean más pesimistas o tengan “mal humor” en un momento determinado, serán capaces de una toma de decisiones con más precisión. Sin embargo, esto no quiere decir que las personas sean más inteligentes, tal y como quieren hacer ver las publicaciones de internet. El mal carácter ayuda en momentos puntuales a hacer una mejor elección pero no se determina que una persona sea más inteligente por tener mal carácter.