4.2 (83.33%) 18 votos

Al hecho de tomar zumo de limón disuelto en agua tibia por las mañanas, se le adjudica una serie de beneficios para la salud, excesivos en realidad, que llaman al equívoco y generan faltas expectativas. Veamos de forma resumida sus propiedades reales y desbancaremos las que son falsas.

Propiedades del zumo de limón

  • Produce hidratación, por supuesto el agua que acompaña al zumo ayuda a hidratar. 100 ml —o menos— de zumo de limón no hidrata especialmente, hidrata el volumen total al diluirlo con el agua que le acompaña.
  • Evita infecciones urinarias, se puede considerar un efecto real de la vitamina C, pero su ingesta debe alcanzar los 500 mg/día y el zumo de 1 limón (100 ml) tiene 51 mg. Habría que tomar diez veces más que un zumo : 1.000 ml de limón puro.
  • Evita la formación de cálculos renales: lo cierto es que gracias a su concentración en ácido cítrico tiene cierto efecto frente a un tipo de cálculos (los cálcicos), pero hay decenas de tipos de cálculos distintos con composición variada.
  • Le otorga fortaleza al sistema inmunológico, se puede considerar un beneficio real de la vitamina C frente a resfriados , pero a concentraciones de 1.000-2.000 mg; recordemos la concentraciones tan pequeñas de vitamina C en zumo de limón. Eso sí, no evita contagios ni elimina microorganismos.
  • El zumo de limón agiliza la cicatrización de heridas, cierto, por acción de la vitamina C… pero recordemos la cantidad que contiene el zumo.

Propiedades adelgazantes del zumo de limón

  • Actúa contra la obesidad y enfermedades cardiovasculares: es falso… ciertas sustancias procedentes de los cítricos están en estudio como coadyuvantes en tratamientos del síndrome metabólico; frutas y verduras —y no el zumo de limón— se muestran eficaces para prevenir ciertas enfermedades cardiovasculares , pero no existe evidencia ninguna hoy día que indique que el zumo de limón previene o cura obesidad.
  • Adelgazante: falso. No hay nada en un zumo de limón, según las evidencias científicas actuales, que nos haga adelgazar. Algunos afirman que tiene pectina que es saciante, pero el zumo pierde la mayor parte de esa pectina al ser exprimido el limón y aun así, entero, el limón no tiene más de 2 g fibra. El efecto saciante de este preparado vendrá por el volumen de agua en sí misma.
  • Mejora el equilibrio en el pH corporal. Falso. El cuerpo, mediante un complejo proceso de homeostasis, regula él solo su pH, comamos lo que comamos y un zumo de limón diluido en agua es más agua que otra cosa. No altera pH alguno del organismo.
  • Resulta inquietante esa asociación que se hace del supuesto efecto un zumo de limón sobre la eliminación de toxinas del organismo. El cuerpo tiene su propio proceso para eliminar tóxicos mediante la acción conjunta del hígado, los riñones, los pulmones y el intestino. Si cuidamos el organismo en general, comemos de forma saludable, evitamos los tóxicos (tabaco, alcohol, drogas) y hacemos ejercicio de forma habitual todos estos órganos y sistemas seguirán realizando su función de forma correcta. No es necesario que hagamos acciones detox o desintoxicantes… el cuerpo lo hace a diario y bastante bien, mientras estamos sanos. El agua es un elemento fundamental para que el organismo funcione correctamente (orina, deposiciones,…)
  • Previene el cáncer: falso. El zumo de limón diluido en agua no tiene un poder anticancerígeno extraordinario; sí se ha demostrado una asociación entre el consumo regular de frutas (enteras), legumbres y vegetales a diario frente al desarrollo de ciertos tipos de tumores en general y digestivos en particular . Las dietas alcalinas se han demostrado ineficaces para la prevención de cáncer .
  • Inconvenientes del zumo limón: produce acidez en personas susceptibles al tomarlo en ayunas. Puede estropear el esmalte de los dientes.

Conclusión

El zumo de limón es mayoritariamente agua con el sabor refrescante derivado del limón. No tiene un poder extraordinario. Es un buen refresco que podría sustituir a los habituales tan ricos en azúcares, sobre todo al añadirle edulcorantes no azucarados. Agua y limón son dos alimentos saludables en el marco de una alimentación variada y equilibrada; y ese es el beneficio que supone tomar este preparado. No se debe sustituir ninguna comida del día por esta bebida, sus beneficios vendrán derivados de su ingesta entre comidas o como acompañamiento de otros alimentos.