5 (100%) 2 votos

Las noticias falsas o fake news se difunden más rápido y llegan a más personas que las verdaderas. Así lo asegura una investigación del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), publicada en la revista Science, que ha analizado 126.000 noticias en desde 2006 hasta 2017. Además, este estudio, el más amplio que se ha hecho hasta el momento sobre la difusión de información en redes sociales, demuestra que las noticias falsas se retuitean un 70% más que las ciertas de media. Y que las ciertas tardan seis veces más en llegar por Twitter hasta 1.500 personas.

La difusión de fake news es un fenómeno en aumento que alcanza su máxima expresión en momentos de alto interés informativo. Mientras se llevó a cabo la investigación, los picos de difusión de informaciones falsas coincidieron con el atentado del maratón de Boston en 2013, el Tercer Concilio Vaticano en 2014, los ataques terroristas de París en 2015 y las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016.

Los investigadores del MIT se han basado en las evaluaciones de seis organizaciones independientes como Snopes o PolitiFact, especializadas en contrastar lo que publican los medios, para distinguir las fake news de las informaciones reales. Para los autores del estudio, el problema es que la población forme su opinión política y decida su voto engañados por noticias falsas.

4,5 millones de tuits

Para evaluar la difusión de las noticias en redes sociales, han analizado datos de Twitter, que les ha dado acceso a todos sus archivos históricos y ha financiado la investigación. Han analizado 4,5 millones de tuits. Y para ello han establecido criterios como cuántas veces fue retuiteada cada noticia a lo largo de los doce años del estudio, así como a cuántas personas fue retuiteada cada vez.

Los resultados indican que las noticias falsas se difunden más que las ciertas porque resultan más interesantes y novedosas. Esta tesis desmonta la idea de que se difundan por mala fe de quienes las comparten. Además, las fake news también apelan a las emociones (sorpresa o indignación), lo que hace que también se compartan más.

¿Quién propaga las noticias falsas?

Este estudio demuestra también que quienes más propagan noticias falsas son personas y no bots programados, como se había sugerido a raíz de la injerencia rusa en las últimas elecciones presidenciales en Estados Unidos. Cuando los investigadores retiraron del análisis todas las noticias tuiteadas por bots, las falsas siguieron difundiéndose más que las ciertas.