Crecen los bulos sobre el coronavirus

Las noticias sobre la epidemia de coronavirus se multiplican en los medios de comunicación españoles como consecuencia de la preocupación en aumento sobre una enfermedad que ya afecta a más de 22 países en todo el mundo (en el momento de escribir este artículo). Conforme pasa el tiempo vamos conociendo más datos sobre esta nueva patología pero la necesidad de información, sensación de alarma y expansión de este virus es el caldo de cultivo perfecto para numerosos bulos que se propagan por redes sociales.

Como advirtió el responsable de relaciones institucionales de Salud sin Bulos, Ricardo Mariscal, en un informativo radiofónico, «los bulos sobre el coronavirus cada vez serán más numerosos según pasen los días y se dispararán en las redes sociales españolas una vez aparezcan los primeros casos en territorio nacional».

Bulos por Whats App

El canal por el que se están propagando mayor número de bulos sobre el coronavirus es, según hemos podido confirmar desde #SaludsinBulos, Whats App. La red social de mensajería instantánea ha replicado diversos vídeos sobre la enfermedad: dos de los más difundidos tienen relación con el origen del coronavirus. En el primero de ellos, unos comensales saborean sopa de murciélago y en el vídeo se comenta que en ese convite en Wuhan está el germen de la epidemia. Dicho vídeo es real pero antiguo y no corresponde a una cena en la región china: en realidad, se trata de una celebración en 2016 en una isla del Pacífico, donde la sopa de murciélago es un manjar. En Wuhan este original plato no está en su alimentación. Un segundo vídeo asegura estar rodado en un mercado de Wuhan, también presunto origen del virus. Está confirmado que las imágenes corresponden a un mercado en Indonesia.

Junto a estos vídeos, otros mostrando supuestas víctimas de la enfermedad y personas fallecidas tiradas por las calles también han demostrado ser fake news pero ello no ha evitado que fueran viralizados con suma rapidez.

Preocupación informada

Es natural la preocupación por la extensión ante esta epidemia pero la información es el mejor antídoto contra el alarmismo. El doctor Joan Carles March, director de la Escuela de Pacientes, explica que «las cifras de mortalidad se sitúan en torno al 2% de los casos, una cifra muy baja comparada a la de otras epidemias como el ERS (con una mortalidad del 36%) y el SARS (10%)».

Otros profesionales como el doctor Alberto García-Salido, pediatra, tratan también de transmitir un mensaje de calma y normalidad ante la situación. Para el doctor García-Salido, «que la OMS haya declarado emergencia sanitaria internacional es lógico, razonable, proporcionado y esperable».

El virus del miedo

Sin embargo, frente a voces que piden calma y transmiten información como las de los doctores March y García-Salido, hay otras que difunden desinformación y provocan miedo en los ciudadanos, sin datos de ningún tipo. El mejor ejemplo son las declaraciones del doctor Pedro Cavadas en un programa de televisión, sosteniendo que el coronavirus no es motivo de broma, que las autoridades chinas están mintiendo sobre el número de muertos y contagiados, que son mucho mayores según él y se trata de un virus muy agresivo. Opiniones sustentadas en ninguna evidencia pero que pronto fueron virales.

Fuentes oficiales y profesionales de la salud

Frente a la desinformación, el mejor consejo es acudir a fuentes oficiales, webs de salud contrastadas y profesionales sanitarios con experiencia y conocimientos. Y contrastar informaciones, así como sospechar de todas las noticias alarmantes que nos lleguen por redes sociales sobre el coronavirus.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies