La lactancia materna no provoca caries
4.3 (85%) 4 votos

En los últimos días, los medios de comunicación se han hecho eco de una entrevista con declaraciones de la doctora Carmen Pérez Velásco, médico-estomatólogo, en el cual decía y cito textualmente:

Hay un boom exagerado de caries en niños y es el resultado del abuso de la dichosa teta…Tener a los niños colgados del pecho de sus madres más allá de los seis meses perjudica muchísimo a los dientes. Por muy de moda que se haya puesto dar la teta más de medio año, hay que saber que no son todo bondades”.

Dado lo cual, debemos emitir nuestra discrepancia al respecto.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Unión Europea (UE) y la Asociación Española de Pediatría (AEP), se recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida, y complementada con otros alimentos hasta los 2 años o más, esto es, hasta que la madre y el bebé lo deseen.

Beneficios orales y dentales del amamantamiento (lactancia materna)

El amamantamiento otorga beneficios tanto orales y dentales, como el riesgo reducido de malaoclusión, en el colapso de las formas faciales, ronquido y en la apnea obstructiva del sueño.

La caries es una enfermedad crónica, infecciosa y multifactoral. Es decir, que debe darse varios factores para que aparezca y si, es infecciosa porque se trasmite por la saliva.

Factores que influyen en la aparición de caries durante la etapa de lactancia

Por lo cual, no es la lactancia materna lo que genera caries. Para que haya caries, debe haber varios factores como:

    • Mala o escasa higiene dental
    • Alimentación deficiente
    • Xerostomía
    • Genética familiar

Así sin más, esos son los motivos de la caries y no estar colgados de la teta como afirma la odontóloga.

¿Y en cuanto al azúcar (lactosa) presente en la leche materna?

La leche materna contiene lactosa. Este azúcar se metaboliza en los dos monosacáridos que lo componen gracias a la lactasa, una enzima que se sintetiza en el intestino delgado.

De esta forma en la boca no hay glucosa, las bacterias no obtienen glucosa de la lactosa en la boca, sino que la obtienen de otros azúcares como la fructosa.

El riesgo de caries por tanto es debido a la alimentación complementaria, no a la lactancia materna.

Además, la lactosa es el azúcar menos cariogénico que existe ya que la leche materna contiene enzimas e inmunoglobulinas que inhiben el crecimiento de las bacterias que producen caries así que, de hecho, la leche materna previene la caries.

La evidencia no relaciona el amamantamiento y la caries

La evidencia no relaciona el amamantamiento y la caries por sí solos. Como decíamos, hay varios factores implicados en la aparición de la caries.

Bibliografía:

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies