4.5 (90%) 2 votos

Desde hace varios años existe una creciente creencia de que la leche sin pasteurizar (no tratada a una temperatura determinada antes de consumo humano), es un “superalimento”, con lo que consumir esta leche, puede producir enormes beneficios para la salud ya que al consumir tal alimento en ese estado, estamos ingiriendo todas sus propiedades originales, sin alterar su sabor y sin destruir las vitaminas y microorganismos que pensamos serán altamente beneficiosos. Se piensa que el consumo de la leche cruda está relacionada con un menor padecimiento de enfermedades tales como: cáncer, alergias e intolerancias alimentarias.

¿De dónde procede esta noticia?

Esta noticia procede del estudio: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22054181

En este estudio se intentó dar respuesta a las siguientes preguntas:

  1. ¿Está la pasteurización relacionada con la destrucción de las vitaminas en la leche?
  2. ¿Se puede relacionar el consumo de leche cruda y el desarrollo de alergias en adultos y niños?
  3. ¿Existe alguna relación entre el consumo de leche sin pasteurizar y el padecimiento de cáncer?
  4. ¿Hay alguna asociación entre el consumo de leche cruda y la intolerancia a la lactosa?

¿Qué tipo de investigación se hizo en el estudio original?

El estudio es una revisión sistemática y un metaanálisis en el que después de un screening riguroso, se obtuvieron 123 artículos completos susceptibles de ser analizados, a partir de los cuales se incluyeron en el análisis 40 artículos en relación a la destrucción de vitaminas en leche pasteurizada, 6 artículos relacionados con el padecimiento de alergias y consumo de leche cruda, 2 artículos que relacionan la protección frente al cáncer con el consumo de leche sin pasteurizar y 1 que relaciona tal hábito con la intolerancia a la lactosa.

¿Cuáles fueron los resultados?

Según el estudio, la pasteurización parece reducir la concentración de vitamina B12, B2, C, E y ácido fólico, así mismo, parece incrementar la concentración de vitamina A. Se determina que un estilo de vida saludable sí está íntimamente relacionado con un menor riesgo de padecer alergias, no obstante no se puede relacionar directamente el consumo de leche sin pasteurizar con este hecho. No existe una relación directa entre el consumo de leche pasteurizada y la protección frente al padecimiento de cáncer en etapa adulta. La leche cruda se ha considerado como una cura para la intolerancia a la lactosa, en este meta-análisis se analiza un estudio que relaciona directamente el padecimiento de esta intolerancia con el consumo de leche cruda, en este, no se obtuvo significación concluyente como para poder relacionarlo.

¿Cómo los investigadores interpretaron los resultados?

Según los autores de este estudio, existe una relación concluyente entre la reducción de vitaminas como B12, B2, C, E y ácido fólico en la leche que ha sufrido el proceso de pasteurización, sin embargo, se determina en el mismo, que ninguna de estas vitaminas, exceptuando la vitamina B2, son obtenidas en la dieta, exclusivamente a partir de la leche, con lo cual, este hecho no supondría ningún valor añadido a la leche sin pasteurizar.

 ¿A qué interpretaciones puede dar lugar el artículo?

El artículo puede dar lugar a interpretaciones como, que la leche sin pasteurizar tiene un mayor aporte de vitaminas que la leche que no ha sido pasteurizada, con lo cual, puede llevar a la población al consumo masivo de este alimento, no se analizan en el estudio, el riesgo de padecimiento por infecciones que puede llevar el consumo continuado de leche sin pasteurizar.

Conclusiones

La pasteurización es un proceso por el cual se eliminan considerablemente, la presencia de microorganismos y agentes patógenos en la leche cruda, tales como la bacteria Escherichia Coli, la cual, es altamente peligrosa si llega a producir una infección. Consumir este alimento sin haber sido procesado previamente, conlleva un alto riesgo para la salud de contraer enfermedades como: Listeriosis, Fiebre Tifoidea, Tuberculosis, Difteria y Brucelosis. Según la bibliografía, el consumo de leche cruda no es un agente protector frente a ninguna enfermedad y sí puede producir un alto riesgo de padecer enfermedades. Las crecientes modas de ingesta de alimentos “sin tratar” no deben llevar a la población a tales prácticas, pues aparentemente son algo natural y muy nutritivo pero debe alertarse a los consumidores de los grandes riesgos que esto conlleva.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *