Las supuestas propiedades de los superalimentos

El bulo de los superalimentos y sus propiedades sanadoras

El superalimento es un concepto que cada vez tiene una mayor presencia en internet y las redes sociales con diversas informaciones que aseguran que previenen algunas enfermedades y que son productos sanadores o detoxificantes.

Los denominados superalimentos suelen ser productos de origen vegetal y más caros de lo normal. Además, es habitual que también estén presentes en grandes campañas de marketing en las que se hace referencia a diversos estudios científicos que defienden esas cualidades.

En este sentido, desde la asociación 5 al día, entidad colaboradora del Instituto #SaludsinBulos, han querido salir al paso y desmentir las falsas informaciones que otorgan estas características a ciertos productos. «Ningún alimento, por muy saludable que sea, tiene propiedades para ser considerado un superalimento. Además, el superalimento no tiene una definición legal», explican desde 5 al día.

Creemos encontrar en la ingesta de estos alimentos la solución a los problemas de salud

Manuel Moñino, presidente del comité científico de 5 al día

En el contexto actual, de alta prevalencia de enfermedades crónicas y de alejamiento de patrones de alimentación saludable, «creemos encontrar en la ingesta de estos alimentos la solución a los problemas de salud», detalla Manuel Moñino, presidente del comité científico de 5 al día, sobre los motivos por los que se consumen este tipo de productos.

Superalimentos para prevenir enfermedades

Muchos de estos superalimentos proclaman prevenir alguna enfermedad e incluso potenciar la función de algún órgano como la eliminación de toxinas o potenciar las defensas del sistema inmunitario.  La maca, la chía, las semillas de lino o la quinoa, son algunos de los considerados superalimentos en internet y las redes sociales. Unos productos que sin ser perjudiciales, no tienen muchas de las cualidades que les atribuyen estas campañas.

«Abrazar este tipo de tendencias de consumo pueden desplazar alimentos propios de nuestra cultura alimentaria, desequilibrar nuestra alimentación, contribuir a sistemas alimentarios menos sostenibles y a encarecer nuestra cesta de la compra, perdiendo la oportunidad de seguir un patrón alimentario saludable», subraya Moñino.

Así, la clave para mantener una salud adecuada está en el seguimiento de una alimentación saludable a lo largo de toda la vida. Por ello, las informaciones podrían referirse a superpatrones alimentarios y no a superalimentos.

Un ejemplo de este super patrón alimentario con múltiples beneficios para salud es la dieta mediterránea, un modelo de alimentación que ha demostrado una prevención de las enfermedades cardiovasculares, la diabetes e incluso el cáncer, y que está basada en alimentos de origen vegetal como las frutas y las hortalizas frescas de temporada.

1 comment

  1. Avatar

    Muy interesante

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies