Valora este artículo

El cupping o terapia con ventosas se puso de moda en los Juegos Olímpicos de Río 2016 porque el nadador estadounidense Michael Phelps la utilizaba. Sin embargo, es una terapia alternativa, sin evidencias en el tratamiento del dolor y con escasas publicaciones rigurosas. Su uso no puede ser recomendado. No es en ningún caso sustitutiva de otras terapias farmacológicas, intervencionistas o físicas con evidencias contrastadas.

En estas terapias con evidencia se han hecho estudios frente a placebo, simple o doble ciego y se ha registrado de una manera rigurosa no sólo la disminución del dolor sino también, lo que es muy importante, los potenciales efectos secundarios.

Investigación en dolor

Por otro lado las terapias convencionales vienen avaladas por profesionales cualificados. En otras terapias sin evidencia no ocurre, siendo empleadas con frecuencia por personas sin la formación sanitaria necesaria. Son necesarios estudios clínicos bien diseñados que permitan avalar o descartar su eficacia, seguridad y posicionamiento en el tratamiento del dolor.

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies