4.6 (91.67%) 12 votos

Se ha popularizado una carta que cuenta la experiencia de un agricultor y la gripe de 1919. Plantea el texto, que el campesino encontró el producto para no enfermar de la gripe y a continuación realiza una disertación de todas las propiedades que tiene el alimento. Comencemos:

El artículo afirma que la gripe mató a 40 millones de personas. Efectivamente existió una pandemia de gripe entre 1918-1919 , con una gran mortalidad, aunque se desconoce la cifra exacta,  afectó a millones de personas. Esta pandemia se conoce también como la gripe española, aunque no surgió en España, ésta denominación surgió como consecuencia de la situación sociopolítica en Europa en aquel momento histórico (https://www.investigacionyciencia.es/blogs/medicina-y-biologia/43/posts/cien-aos-de-la-gripe-espaola-de-1918-16007) .

El  alimento propuesto como remedio para la gripe es la cebolla y además se basa en su acción antibacteriana.

El resfriado y la gripe, son producidos por virus, habitualmente producen un cuadro clínico agudo y autolimitado, aunque en el caso de la gripe puede comportar complicaciones graves, sobretodo en población de riesgo. Por tanto, los antibióticos no son la solución a este tipo de cuadros, en cualquier caso inicialmente, trataremos de aliviar los síntomas y esperaremos que remita.

¿Qué propiedades NO tiene la cebolla?

Como resumen con la evidencia actual se puede afirmar que la cebolla, no posee efecto antiviral ni antibiótico, y los escasos efectos sobre la salud que haya podido demostrar han sido estudios en su mayoría ‘in vitro’(no en organismo vivos) o en animales (http://apps.who.int/medicinedocs/en/d/Js2200e/3.html#Js2200e.3 ).    Los estudios en humanos son heterogéneos y sobre muestras con características muy concretas por lo que no se pueden extrapolar los resultados a la población general, un ejemplo puede ser la  mejoría de los parámetros hepáticos  en pacientes oncológicos sometidos a un determinado tratamiento (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26625755 ). Vamos a analizar cada afirmación sobre las  propiedades que atribuye la carta a la cebolla:

  • “Las cebollas absorben bacterias”: Las cebollas pueden ser un medio para la proliferación de bacterias, pero esto no significa que las absorban del organismo y que por tanto éste último quede libre de infección.
  • “Son buenas para prevenir resfriados y gripe”: Las medidas efectivas son; la higiene de manos, utilizar pañuelos desechables, evitar toser o estornudar en la mano (mejor en el antebrazo o el codo), y por supuesto en el caso de la gripe, la vacunación, sobretodo en grupos de riesgo.
  • “Nunca guarde una porción de cebolla… Es venenoso”. Es un alimento fresco, que en nevera después de cortarlo y envasarlo correctamente puede durar de 3 a 5 días. Precaución con los alimentos que ya hemos manipulado y que volvemos a guardar, es importante anotar o controlar la fecha para consumirlos en buen estado
  • “ No le des cebollas a los perros… no pueden metabolizarlas”. El aparato digestivo del perro está preparado para ingerir y digerir cebolla, igual que para las personas, en cantidades exageradamente grandes para ellos puede dar lugar a intoxicaciones, la mayoría de carácter leve.

Conclusiones

  • Las propiedades de la cebolla han sido estudiadas predominantemente ‘in vitro’ o en animales.
  • La gripe y el resfriado están producidos por virus, no por bacterias, por lo tanto los antibióticos no son la solución y no acortan la duración del proceso.
  • La evidencia disponible sobre los efectos de la cebolla en la salud en humanos es heterogénea y las conclusiones no se deben extrapolar a la población general.

Dr. Fernando Mª Navarro i Ros

Dr. Javier Precioso Costa

Pacientes SEMERGEN

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *