5 (100%) 4 votos

En Salud Sin Bulos hemos recibido un vídeo que habla de los beneficios del zumo de patata crudo tomado en ayunas para acabar con el dolor de espalda de origen intestinal. Se recomienda tomar 200 ml de este zumo a diario durante al menos nueve días para solucionar esas molestias físicas. Este vídeo es un bulo por las siguientes razones:

Este señor habla como un fisioterapeuta y la fisioterapia y la nutrición son profesiones sanitarias con distintos campos de actuación claramente diferenciados. En el Curriculum de este señor que figura en internet no parece que tenga ningún tipo de formación oficial sobre nutrición. Desde ese punto de vista, dar indicaciones sobre dietas para mejorar ciertas patologías ya puede considerarse un acto de intrusismo profesional.

Usa argumentos de “a mí me funciona” sin presentar ningún tipo de evidencia científica al respecto (“se lo he mandado cientos de pacientes”). Esto ya ha de hacernos sospechar de la fiabilidad de lo que nos cuenta.

No hay evidencia científica para el zumo de patata cruda

Su argumento principal se basa en utilizar razonamientos de osteopatía visceral para relacionar la inflamación del intestino delgado con los dolores lumbo-pélvicos en el hemicuerpo derecho, incluso afirma que puede provocar hernias discales. También relaciona los problemas de acidez de estómago con dolor cervical o cérvico-dorsal izquierdo. Todas estas afirmaciones son falsas y no existe ningún estudio científico que las confirme. En ese sentido, una revisión sistemática publicada este mismo año (febrero 2018), sobre la eficacia de la osteopatía visceral concluye lo siguiente: “Los resultados de la revisión sistemática nos llevan a concluir que no existen pruebas sólidas y bien conducidas sobre la confiabilidad y la eficacia de las técnicas en la osteopatía visceral

Si bien es cierto que algún estudio realizado con ratas sugiere que el zumo de patata puede ser un buen candidato para mejorar la enfermedades relacionadas con la inflamación del tracto gastrointestinal, esto no implica que eso pueda mejorar de ninguna manera el dolor de espalda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *