4 (80%) 6 votos

Un elenco de científicos y profesionales sanitarios participaron en el evento de divulgación científica ‘Terapias peligrosas: parasitando la salud’ que tuvo lugar en el Hospital Universitario de La Paz, en Madrid en febrero de 2017. Estuvo organizado por  las asociaciones Fisioterapia Sin Red y ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico.

“Es terrible escuchar cómo la gente ‘no cree en las vacunas’, pero tanto como cuando ‘creen en las vacunas’. No se trata de un problema de fe. En los medicamentos no se cree”. Así lo aseguró el médico del trabajo y de familia del Hospital Universitario Fundación Alcorcón, Rafael Timermans, en el encuentro de divulgación científica .

La jornada se dividió en cuatro bloques temáticos: Medicina, Fisioterapia, Nutrición/Oncología y Psicología/Psiquiatría, consistentes en unas cuatro o cinco ponencias de unos 10 minutos de duración, seguidas de una mesa redonda en la que se transmitían también a los ponentes preguntas realizadas por el público asistente.

En ella, el doctor Timermans aseguró también que “el problema principal no es que haya quien dude, incluso que existan antivacunas, sino que haya médicos, sanitarios antivacunas”. En este sentido, el médico insistió en que “no vacunan a los grupos en los que está indicado, o que seleccionan cuál usar y cuál no, sin seguir las indicaciones científicas”.

“Peor aún: que aunque las sociedades científicas siempre han tenido clara la necesidad de la vacunación, las instituciones colegiales y profesionales, en general, no solo no han animado a la vacunación sino que han justificado la no vacunación”. En opinión del doctor, “las vacunas, junto con la potabilización del agua y las medidas de higiene pública, son las que han prolongado y mejorado la vida y la prosperidad de la población, amenazada por enfermedades que tendrían a la desaparición, y por actitudes irresponsables de algunos”.

Para Azucena Santillán, enfermera del H. U. de Burgos y directora del Máster Enfermería Basada en Evidencias e Investigación, “lo que se pretende es convencer a la población de que estas pseudoterapias sin rigor científico, y muchas veces sin siquiera plausibilidad biológica, son la solución a un sistema de salud saturado que supuestamente carece de un enfoque integral”.

A su juicio:

  1. El sistema sanitario actual apuesta por el enfoque integral.
  2. Los profesionales sanitarios apostamos por el modelo biopsicosocial, es decir, por el modelo holístico.
  3. Y además los profesionales sanitarios debemos apostar por las prácticas basadas en evidencias.

#NoSinEvidencia

En su intervención, el farmacéutico y miembro fundador de Farmaciencia, Jesús Fernández, explicó que, en 2016, un grupo de farmacéuticos publicaron una carta abierta dirigida a sus representantes para pedirles que la homeopatía saliera del mundo de la farmacia. En palabras de Fernández, “como falsa terapia que es, sin avales científicos y, aprovechándose de la laxitud de la ley que la intenta regular, se introduce en nuestro ejercicio a muchos niveles: farmacias que la dispensan y la recomiendan, universidades que se atreven a enseñarla, etc”.

Por su parte, el médico de familia Vicente Baos, promotor de la iniciativa #NoSinEvidencia abordó la relación en la consulta médica con el paciente que utiliza terapias alternativas. Según el doctor Baos, “la lucha contra la pseudociencias, y sobre todo las que generan creencias peligrosas, está en el ámbioto social”. Y concluyó: “A cualquier persona vulnerable, siempre ayudarla”.

En su turno, el fisioterapeuta y presidente de Fisioterapia Sin Red, Raúl Ferrer, dijo que “la relajación es el principal motivo de alivio relacionado con el reiki, y sí que ha demostrado tener ciertos efectos beneficiosos sobre la salud en distintas condiciones patológicas, aunque no se mantienen en el tiempo pero, en ningún caso se requiere de ningún contexto mágico o energético para su realización”.

Nutrición y Oncología

El dietista-nutricionista Julio Basulto aseguró en su intervención sobre ‘Mis (descabelladas) recetas anticáncer que “cuanto más éxito tiene un libro que divulga conceptos erróneos relacionados con la salud, mayor es el peligro de que se produzca un daño poblacional, especialmente en grupos vulnerables”.

Y concluyó: “Afirmar o, incluso sugerir, que existe un planteamiento dietético que puede curar el cáncer es falaz, es antiético y, sobre todo, es peligroso”.

Para Virginia Gómez, dietista-nutricionista (Dietista Enfurecida, en las redes sociales), “los temas de nutrición y alimentación son actual mente un fértil campo de cultivo para las pseudociencias“.

 

Cáncer

El cáncer es un campo abonado de bulos de salud. Para Tania Estapé, directora de Psicooncología de la Fundación FE- FOC, “el uso de terapias peligrosas es un hecho en oncología y es necesario un análisis profundo de la situación”. Entre las causas señala que “el diálogo seguramente está siendo a niveles diferentes y está claro que el uso de cifras y datos no nos sirve para promover cambios que tienen que ver con aspectos emocionales. Es necesario incorporar en nuestro trabajo cotidiano recursos que nos ayuden a no enfrentarnos con pacientes firmemente convencidos de su elección”.