El mito del Text Neck
5 (100%) 5 votos

En ocasiones los bulos los difunden los propios profesionales de la salud, es lo que se denomina disease mongering o promoción de la enfermedad, donde se divulgan y diagnostican enfermedades ficticias.

Un ejemplo de enfermedad ficticia es el ‘text neck’, o ‘cuello de texto’ que augura dolor cervical y una miriada de patologías cervicales relacionadas con mirar la pantalla de nuestros teléfonos móviles.

Muchos medios se han hecho eco y difundido esta supuesta patología relacionada con la tecnología que va creciendo en popularidad.

¿Qué es el Text Neck o ‘cuello de texto’?

El término fue acuñado por Dean L. Fishman un quiropráctico estadounidense que comercializa una app para el móvil, el text neck indicator, que te avisa cuando tu cabeza está demasiado flexionada.

Aunque la referencia más utilizada para justificar el text neck es el estudio del traumatólogo estadounidense especialista en cirugía de columna Kenneth K. Hansraj que hace una estimación matemática con un software para calcular las fuerzas que recibe el cuello durante el movimiento de flexión cervical. Las fuerzas que recibe el cuello para sostener la cabeza alcanzan los 27 kilos a 60º de flexión cervical.

El estudio concluye que la fuerza que recibe el cuello aumenta ‘dramáticamente’ según se va flexionando la cabeza y que esas fuerzas estresoras pueden provocar artrosis y degeneración precoz de la columna cervical y posiblemente más cirugías también y por tanto, deberían evitarse las posiciones de flexión cervical mientras se mira el móvil. Esas conclusiones no se siguen de los hallazgos en el estudio.

Text neck - grados de inclinación de la cabeza
Inclinación de la cabeza al mirar la pantalla del teléfono móvil.

¿Cuánta presión/carga puede soportar el cuello?, ¿27 kilos?

27 kilos pueden parecer demasiados para ser soportados por un cuello, pero en realidad no son tantos. Si lo comparamos con la presión que soportan nuestros discos intervertebrales a nivel lumbar, por ejemplo, los 27 kilos del cuello parecen incluso poca cosa. Solo estar de pie ya son 50 kilos para el tercer disco lumbar y cuando flexionamos la espalda 40º asciende a 100 kilos.

De nuevo, estas cantidades pueden parecer muy elevadas, pero son cargas normales. Nuestra espalda está perfectamente preparada para flexionarse sin problema del mismo modo que nuestro cuello es capaz de soportar la flexión sin problema, son movimientos habituales.

Nuestros tejidos no solo son capaces de soportar esas fuerzas compresivas sino que lo necesitan para que su metabolismo funcione con normalidad.

El propio Dr. Hansraj en su canal de Youtube, difunde vídeos sobre el text neck donde se dice que flexionar el cuello 60º equivale a llevar un niño de 8 años sobre los hombros (ver vídeo 1) o el peso de 4 bolas de bolos, 6 bolsas de patatas o 6 sandías, (ver vídeo 2).

Esas comparaciones son totalmente desacertadas. El peso de la cabeza es de unos 5 kilos y se traducen en 27 sobre el cuello cuando se encuentra en desventaja mecánica, si la cabeza pesara 27 kilos eso supondrían cargas mucho mayores a esa cifra para el cuello. Mirarse los zapatos no se siente como llevar a un niño de 8 años a cuestas, la reflexión cae por su propio peso, nunca mejor dicho.

Conclusiones

Una postura mantenida, sea la que sea, puede llegar a provocar dolor, incluida la supuesta postura ideal, recta, que defiende el Dr. Hansraj en su estudio, porque lo que necesitamos es movernos con frecuencia. El mensaje que merece ser difundido es el de mantenerse activo y hacer ejercicio con regularidad.

No existe el cuello de texto, del mismo modo que no existe el síndrome del lector de novelas o de periódicos, o el cuello de relojero o de costurera. Las actividades en flexión mantenida ya existían antes de que las nuevas tecnologías irrumpieran en nuestras vidas y no hay ningún motivo para alarmar o preocupar a nadie.

Autores

Rubén Tovar / Tomás Pérez
Asociación Española de Fisioterapia de Pensamiento Crítico

Referencias bibliográficas

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies