Trump y el origen del coronavirus

Las dudas sobre el origen del coronavirus hace que surjan cada día más teorías y bulos acerca del comienzo de la pandemia. Al contrario que el resto del mundo, parece que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y su equipo de gobierno no tienen muchas dudas.

La teoría que manejan desde la Casa Blanca es simple, un trabajador de un laboratorio de Wuhan se infectó por un murciélago y tras esto, se acercó a un mercado local donde propagó el virus dando origen a la pandemia. En una rueda de prensa el pasado miércoles, el líder norteamericano aseguró que “cada vez más estamos escuchando la historia”. A esto agregó, que se están llevando a cabo distintos exámenes para poder esclarecer el origen del coronavirus.

El laboratorio de Wuhan

Estas ideas del presidente Trump van de la mano con un informe que ha cobrado especial importancia en los últimos días. Este archivo, que data de enero de 2018 muestra los avisos que miembros de la embajada americana dieron al gobierno ante los «graves problemas de seguridad y alto riesgo» que habían detectado en un laboratorio de Wuhan. También se incluía la facilidad para el contagio entre humanos que se podía dar dada la falta de“técnicos e investigadores debidamente entrenados”.

Uno de los puntos que destacaba este informe hablaba sobre el origen del virus: «los investigadores demostraron que los virus SARS-Coronavirus pueden interactuar con ACE2, un receptor de las células humanas. Este dato sugiere que los coronavirus de los murciélagos podrían transmitirse a los humanos y generar enfermedades parecidas al SARS».

La teoría de Trump, desmentida

La ACE2 o enzima convertidora de angiotensina 2 es una proteína de membrana que se encuentra en la superficie de los pulmones, corazón, riñones e intestino, y se encarga de controlar la presión arterial. En un estudio publicado en Nature se explica como el COVID-19 tiene un dominio de unión al receptor (RBD) de alta afinidad con la ACE2 de humanos y otras especies.

A pesar de esta afinidad el mismo estudio explica que la interacción que se produce entre ambos “no es ideal”. A lo que se añade que “la unión de alta afinidad de la proteína del SARS-CoV-2 a la ACE2 humana es probablemente el resultado de la selección natural en una ACE2 humana o similar a la humana que permite que surja otra solución de unión óptima”. Todo esto evidencia que “el SARS-CoV-2 no es producto de una manipulación intencionada«.

Teorías sobre el origen

El estudio presenta dos posibles teorías a la hora de explicar el origen del virus. Una de ellas consiste en un huésped animal (como pueden ser los murciélagos o los pangolines), con una densidad de población lo suficientemente grande “para permitir que la selección natural proceda eficientemente” y “una codificación de ACE2 similar al humano”.

La otra teoría que se plantea es “que un progenitor de SARS-CoV-2 salte a los humanos, adquiriendo las características genómicas a través de la adaptación durante la transmisión de humano a humano”. Esto provocaría el comienzo de la pandemia y que se generará “un grupo de casos lo suficientemente grande como para activar el sistema de vigilancia que lo detectó”.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies