La vacuna de la tuberculosis no protege contra el COVID19

Diversas noticias en medios de comunicación y una cadena de mensajes en Whats App que nos acaba de llegar plantean una hipótesis nueva sobre la curación del coronavirus: la eficacia de la vacuna de la tuberculosis para proteger contra el COVID19. Al parecer, investigadores alemanes están estudiando si una vacuna contra la tuberculosis, basada en la original BCG, desarrollada a principios del siglo pasado, podría demostrar eficacia contra infecciones virales del tracto respiratorio, incluyendo el coronavirus.

Hemos preguntado a nuestro experto, el doctor Fernando Fariñas, director del Instituto de Inmunología Clínica y Enfermedades Infecciosas de Málaga, sobre esta nueva posibilidad en la lucha contra la epidemia.

El efecto inespecífico de las vacunas

Para descubrir si este nuevo planteamiento tiene base científica hay que comprender primero un concepto clave, el efecto inespecífico, heterotípico o heterólogo de las vacunas. El doctor Fariñas lo explica: “Estamos valorando en la actualidad que vacunar de rotavirus a los niños podría prevenir hasta el 30% de casos de diabetes tipo 1. Esto se debería a que el rotavirus puede ser responsable en una primera infección de que un niño se sensibilice y cree anticuerpos frente a sus células del páncreas y, al final, desarrolle una diabetes. Por lo tanto, prevenirlo con una vacuna podría reducir esa respuesta equivocada frente a sus propias células productoras de insulina”.

Inmunidad entrenada

Otro fenómeno que hay que conocer para entender la eficacia o no de la vacuna de la tuberculosis en el coronavirus es la denominada inmunidad entrenada y que también nos describe el doctor Fariñas. En la segunda fase de la respuesta inmunitaria se producen anticuerpos, que pueden tener memoria (es la fase de inmunidad entrenada). Sin embargo, estudios recientes aseguran que ya en la primera fase de inmunidad, la llamada innata, algunas vacunas pueden generar un cierto nivel de memoria y crear una respuesta frente a otros patógenos.

De este modo, con la vacuna de la BCG ya se ha demostrado que no solo puede prevenir contra ciertas formas clínicas de la enfermedad sino también es capaz de inducir una mejor respuesta a estafilocos o fiebre amarilla leve.

¿Funciona contra el COVID19?

Para el doctor Fariñas, no hay nada que demuestre que este efecto de inmunidad entrenada pueda funcionar contra el coronavirus. En España se dejó de poner la vacuna de la BCG en los años 80. Precisamente, el grupo de edad que está sufriendo más actualmente el impacto del coronavirus es el que fue vacunado contra la tuberculosis, antes de la década de los 80 del siglo pasado.

 

 

Deja un comentario