¡Ya están aquí los audios falsos sobre el coronavirus!

Con las nuevas medidas que ha decidido implantar el Gobierno para contener el avance del #coronavirus en nuestro país el pánico ha empezado a hacer mella en muchos ciudadanos. Esta situación de incertidumbre, con colegios y universidades cerrados, vuelos cancelados y eventos suspendidos en las zonas de alto riesgo, es el caldo de cultivo perfecto para nuevos bulos.

Los grupos de WhatsApp han empezado a hervir con fake news que suscitan la desconfianza entre la población hacia sus gobernantes y hacen cundir la inquietud y el miedo. En los últimos días, los audios de presuntos profesionales sanitarios aconsejando y advirtiendo sobre la epidemia se han convertido en protagonistas.

Audios que extienden el miedo

En términos generales, debemos desconfiar de los audios procedentes de supuestos profesionales que trabajan en hospitales por diversos motivos. Muchos son bulos y más verosímiles que otros que nos han llegado antes pues contienen parte de información cierta. Son audios grabados teóricamente por jefes de servicio o diversos especialistas. En ellos difunden mensajes de miedo como que «se va a desbordar el hospital», «estamos en un momento de descontrol», «el despegue de cifras será brutal», «hay muchos enfermos intubados graves en la UCI»…

Añaden información inquietante y que no se puede demostrar, mezclada con consejos reales y conocidos como lavarse las manos o evitar grandes aglomeraciones en zonas de alto riesgo.

¿Qué podemos hacer?

El objetivo de estos aparentemente creíbles bulos es incrementar el caos y el miedo o la búsqueda de notoriedad por parte de las personas que los difunden. Por ello, como venimos aconsejando en #SaludsinBulos desde el inicio de la epidemia, hay que ser críticos y no reenviar esta clase de audios. Lo que debemos hacer es fiarnos solo de fuentes oficiales o profesionales sanitarios con experiencia contrastada en esta clase de alertas. El Ministerio de Sanidad y la Organización Mundial de la Salud son algunas de estas fuentes. En lo que concierne al Ministerio de Sanidad, ha habilitado teléfonos de información  y proporciona datos a tiempo real del avance de la enfermedad.

Entre los motivos para desconfiar cabe mencionar:

  • No dan su nombre y cargo
  • Dan cifras de hospitalizados que no se parecen a las oficiales
  • Hacen recomendaciones que no coinciden con las del Ministerio de Sanidad o la OMS
  • Crean alarma.

¿Y si el mensaje es real?

Aunque el mensaje recibido sea realmente de un profesional sanitario, ello no quiere decir que debamos creer todo lo que cuenta a pies juntillas y seguir todas sus indicaciones. La persona puede no tener toda la información, no ser su especialidad o no contar con todos los datos o con información actualizada.

Para terminar, aquí tenéis un ejemplo de estos bulos: en teoría pertenece al Jefe de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón pero es falso. : https://saludsinbulos.com/aud-20200310-wa0013/

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies