Una viróloga relaciona la vacuna de la gripe con el COVID19 y critica el confinamiento

A muchos ha sorprendido un vídeo reciente (ha sido ya retirado por You Tube) de una viróloga internacional en el que realiza afirmaciones muy llamativas sobre el coronavirus y critica abiertamente el confinamiento como una medida eficaz para contener la pandemia. Los defensores de esta científica aseguran que lleva 40 años estudiando virus y enfermedades infecciosas para el Instituto Nacional del Cáncer de USA, el Instituto de Toxicología del Ejército en Fort Detrick y la empresa privada, «realizando espectaculares descubrimientos que le dan la seguridad para realizar afirmaciones que van a traer cola». En su cuenta de Twitter promociona un libro en el que cuenta cómo Anthony Fauci, epidemiólogo que dirigió el Instituto estadounidense de Alergias y Enfermedades Infecciosas, «sabotéo sus investigaciones para descubrir las verdaderas causas del cáncer».

Las afirmaciones de Judy Mikovits

La viróloga, llamada Judy Mikovits, asegura que el origen del coronavirus es sintético, alineándose de este modo con las numerosas teorías conspiranoicas que llevan circulando desde el origen de la epidemia. Estas teorías tienen en común atribuir un origen intencionado y humano a la epidemia, sin ningún dato que lo avale. Conspiraciones inventadas como ésta hemos desmontado bastantes en Salud sin Bulos.

Mikovits también comenta que las mascarillas no sirven «e incluso pueden ser perjudiciales» y que las medidas de confinamiento tomadas en  numerosos países del  mundo no «han servido para nada y el virus se comporta igual con cuarentena o sin cuarentena». Además, critica el uso de los tests y la labor realizada por la Organización Mundial de la Salud en la lucha contra la pandemia, así como el papel de las farmacéuticas.

La vacunación para la gripe

Pero una de las afirmaciones más llamativas y potencialmente peligrosas de esta mujer es que la vacuna de la gripe ha sido un coadyuvante que ha ayudado a la propagación del virus en países como Italia o España desde el año 2013 o 2014. Mikovits se hace eco de un bulo que ya desmontamos en Salud sin Bulos, difundido por los grupos antivacunas. Este bulo afirmaba que en la composición de las vacunas hay ADN de animales y, por lo tanto, no son seguras. Los lobbys antivacunas han tratado durante años de propagar falsas creencias que han sido rebatidas por la ciencia de forma clara. En nuestro blog hemos dedicado varios artículos sobre estos bulos en colaboración con sociedades científicas como la Sociedad Española de Epidemiología  y la Sociedad Española de Inmunología.

Mikovits finaliza su vídeo declarando que encontró  la cura del autismo en 2011, un medicamento indicado para la tripanosomiasis africana, pero su descubrimiento fue silenciado por la comunidad científica.

El doctor Alfredo Corell nos explica quién es Judy Mikovits

El doctor Alfredo Corell,  vocal de la Sociedad Española de Inmunología, nos ayuda a conocer quién es realmente Judy Mikovits: «Judy Anne Mikovits es una activista americana anti-vacunas y ex investigadora médica. Hace afirmaciones desacreditadas sobre las vacunas, el coronavirus y el síndrome de fatiga crónica (SFC). En su calidad de directora de investigación entre 2006 y 2011, Mikovits dirigió un proyecto de investigación que informó en 2009 de que un retrovirus conocido como virus relacionado con el virus de la leucemia murina xenotrópica (XMRV) estaba asociado con el Síndrome de Fatiga Crónica y podía haber tenido una función causal. Sin embargo, la investigación fue objeto de críticas, lo que llevó a una eventual retractación el 22 de diciembre de 2011 por la revista Science, una de las más prestigiosas del panorama científico mundial. Nada menos que tuvieron que reconocer que muchas muestras estaban contaminadas con una construcción genética del material viral (es casi de facto reconocer que se hubieran contaminado en el laboratorio para conseguir un resultado falso a favor de lo que querían demostrar). Una de las barbaridades que cuenta en sus charlas es que las vacunas que utilizamos se contaminan a propósito con material genético de retrovirus. Y que esta es la causa de enfermedades como el autismo, el Parkinson o la Esclerosis Múltiple. Ninguna de estas afirmaciones está tan siquiera estudiada, ni hay evidencias«.

Además, el experto añade que «si buscamos su nombre en la biblioteca de literatura científico-médica mayor del mundo (PubMed), vemos que tuvo actividad científica trazable entre 1986 y 2012, con un total de 49 publicaciones (algunas de gran impacto). Ninguna de ellas está directamente relacionada con coronavirus (sin con retrovirus de otros tipos, HIV (21), HTLV (7), XMRV (8). Sus últimas investigaciones, justamente, no encuentran una relación entre este último retrovirus y el síndrome de fatiga crónica. A partir de 2012 no ha vuelto a publicar ningún trabajo científico, sino un par de libros (en 2014 y 2020). En ambos sostiene que todo es un engaño, que las vacunas están contaminadas, que los retrovirus son los causantes de este síndrome. Es decir, todo lo que no pudo demostrar científicamente, lo sostiene ahora desde el activismo más radical«.

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies